Seguros de automóvil para empresas

El seguro de automóvil se basa en la prestación de indemnizaciones derivadas de accidentes producidos a consecuencia de la circulación de vehículos a motor.
El seguro del automóvil tiene por objeto, fundamentalmente, reparar o indemnizar los daños accidentales producidos en los vehículos de terceros y en el vehículo asegurado.
La cobertura principal consiste en asegurar los daños causados a terceros en el uso del vehículo (responsabilidad civil del automóvil). En España, todo propietario de vehículos a motor está obligado a suscribir un seguro por cada vehículo del que sea titular.
Al contratar el seguro obligatorio de responsabilidad civil, en la misma póliza, se podrán incluir las coberturas que libremente se pacten entre el tomador del seguro y la entidad aseguradora.
Las coberturas complementarias más habituales son:

  • Responsabilidad civil complementaria.
  • Daños propios e incendio.
  • Robo del vehículo asegurado.
  • Rotura del parabrisas y lunas del vehículo.
  • Asistencia en viaje.
  • Accidentes personales para ocupantes del vehículo asegurado.
  • Prestación por privación del permiso de conducir.
  • Sustitución del vehículo asegurado.